Mis primeras impresiones sobre Bollywood en Perú

festival_cuscoDesde que empezamos nuestro viaje en Argentina, todo el mundo nos comentaba lo mismo: “¡Esto no es como Perú, allí sí que hay pasión por bollywood! Nos habían dicho que en este país había un montón de grupos, asociaciones y escuelas dedicadas a la danza india. ¡Imaginaos las ganas que tenía de llegar aquí!

zarelaMi primera parada en Perú fue Cusco. Allí iba a vivir durante algo más de un mes, es mucho más de lo que nos hemos quedado en un sitio durante todo el viaje! Así que se me ocurrieron un montón de ideas. Como estábamos organizando un festival de bollywood para los peques de Tankarpata, pensamos que sería bonito que los grupos de danza india de Cusco pudieran participar, ya sea con sus propios bailes, o bien preparando algo en conjunto. Sin embargo, la búsqueda no fue tan fácil como pensaba. Intenté contactar con grupos de “danza hindú” pero las pocas personas que me respondían me decían que ya no bailaban danza de la india, sino K-Pop (pop coreano). ¡No sabéis la fiebre que hay aquí por esta danza!Como la búsqueda por internet no funcionó (solo contacté con una chica que bailaba y me dio plantón 🙁 ), imprimí carteles y los colgué por toda la ciudad. Intenté acercarme a la comunidad Hare Krishna para ver si ellos conocían gente que bailara. Ofrecí y di clases gratis en un centro de yoga. Solo Zarela Polo (en la foto), que baila desde hace 8 años, se ofreció a bailar una canción en nuestro festival 🙂 Empezamos los ensayos y se acercó gente, que después desapareció. ¡Esto no era como yo lo había imaginado!

A pesar de todo, la experiencia me valió para entender la situación de la danza en general, y de la danza india en particular en Perú. La mayoría de las personas que bailan con las que he hablado se queja de que aquí la danza no es vista como una disciplina profesional, que requiere formación, esfuerzo, profesores. Sí es verdad que la mayoría de la gente conoce las películas, los actores de bollywood y hay varios grupos que bailan las coreografías que ven en las películas. Incluso hay algunos cines y programas de TV donde ofrecen películas en hindi. Pero lo que casi no hay es escuelas y profesores dedicados a esta danza.

Después de estar varias semanas en Cusco, Rita Palacios, del grupo Show India Dance, me invitó a bailar en un Teletón Solidario de danza bollywood en Lima. Fui allí un fin de semana y conocí a varias personas que pertenecían a diferentes grupos de danza bollywood. Rita me invitó a un ensayo con su grupo y me ayudó un montón a difundir mi taller (desde aquí: ¡gracias Rita!) Me sorprendió la cantidad de grupos que participaban en el evento (empezó a las 14 y yo me fui a las 20:30 y todavía seguían bailando!). Allí comprobé que realmente era verdad lo que me decían: tanto los grupos como el público eran entusiastas de las películas y la danza bollywood, sobre todo de Shah Rukh Khan. Cada vez que un grupo bailaba una canción de este actor, ¡el público se volvía loco! ¡Me encanta! Aquí podéis ver bailando al grupo de Rita:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=FhQpQU3LWxE&w=560&h=315]

Los grupos en general bailaban muy bien, pero me sorprendió que la mayoría hacía coreografías muy parecidas a las de las películas. Seiya Sey, uno de los administradores de la página Bollywood Perú, e integrante del grupo Bari Dil Se, me contó que en Lima se aprecia que las “presentaciones” de los grupos sean lo más parecidos posibles a las películas. ¡Y lo hacen realmente bien! Me gustó bastante la actuación de Bari Dil Se, aquí tenéis uno de sus vídeos:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VWwyCS4geSA&w=420&h=315]

taller pisacA mi vuelta a Cusco, me esperaban varias buenas noticias: ¡me habían salido varios talleres! El primero fue en Pisac, un pueblo muy cercano a Cusco, donde Lila Manjari acababa de abrir una escuela de danza y yoga. Sus hijas eran muy aficionadas a las películas de bollywood. Al taller fueron ellas y otras personas que nunca habían bailado, así que aprendimos algunos pasos básicos y una coreografía sencilla 🙂 La escuela estaba abierta a la calle y poco a poco, se fueron acercando vecinos que conocían las canciones que estábamos bailando y querían aprender a bailar. ¡Qué pena que ya era demasiado tarde! Pero me dio mucha alegría ver el cariño que la gente tiene por las canciones de la India, sobre todo las de SRK.

arequipaEl siguiente taller fue en Arequipa. Allí me habían contado que había varios grupos que bailaban “danza hindú” y, efectivamente, vi en Facebook que existían y eran bastante activos. Me recibió el grupo Devadasis Danza Hindú, compuesto por Diana y su hermana. Ellas, junto a su mamá, organizaron el taller y tuvimos la oportunidad de charlar un rato antes de la clase. Diana me contó que bailaba desde los 11 años (tenía 19), le brillaban los ojos cada vez que hablaba de sus danzas y estaba muy ilusionada con el taller. Le pregunté por qué la mayoría de grupos no hacen sus propias coreografías y me contó el motivo: “si tú admiras a Madhuri y quieres ser como ella, te esfuerzas en hacer su danza exactamente igual que ella, hasta el más mínimo detalle. Así bailas la danza auténtica de la india. La gente que cambia las coreografías, se cree que ya no son tan puros”, me explicó. ¡Gracias a ella entendí un poco más! 🙂 Al taller vinieron compañeros de Diana y personas que estudiaban ballet. No se acercó mucha gente, pero los que se acercaron estaban entusiasmados, el taller al final resultó ser muy divertido! Aquí podéis ver el vídeo de la coreografía que aprendimos, Naino Mein Sapna (perdón por la calidad, lo grabaron con móvil):

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=lSslk8cIKYg&w=420&h=315]

vaneDe Arequipa viajé a Ica, para conocer a Jenny Arisha Martínez. Ella se enteró de que iba a dar talleres por Perú a raíz de mi actuación en Lima y me escribió para invitarme a su escuela. ¡Lo que no sabía es que me iba a pedir ser su madrina y que iba a inaugurarla con mi taller! ¡Nunca había sido madrina de una escuela! 🙂 Se llama “Shakti Bollywood” y allí dará clases de danza bollywood estilo clásico. En el taller estuvieron todas muy atentas y con muchas ganas de aprender. Me han prometido que me mandarán un vídeo pronto una vez la hayan aprendido y ensayado. ¡Estoy deseando verlo!

Ayer tomamos un tour que nos llevó a las Islas Ballestas (¡increíbles! A pesar de que nos levantamos a las 5 de la mañana jaja) y hoy iremos camino a Pisco. Me esperan más talleres en Huancayo y después Lima. Estoy deseando llegar para investigar, conocer más grupos, hacer más entrevistas… En Lima hay mucho movimiento y la experiencia promete. ¡Os iré contando todas las novedades!

Festival Bollywood Solidario por los niños y niñas de Tankarpata

IMG_5416Llevamos en Cusco un mes, pero han pasado tantas cosas ¡que nos parece que haya sido mucho más tiempo! Llegamos el 9 de junio después de nuestro recorrido por Bolivia y enseguida la ciudad nos dio, como dicen aquí, “muy buena vibra”. Sus calles empedradas, plazas con soportales, iglesias y su vida nocturna prometían mucho! Además, nos alojamos en la Caja Mágica, una casa de voluntarios donde conocimos a gente tan maja como Fernando, Leire, Ane, Tiffani…. Cada habitación en “la Caja” tiene un nombre; la nuestra era la de las Hadas, y cada noche, desde mi litera, lo último que veía antes de dormir eran los tejados de Cusco, sus luces amarillas y azules tocando casi las cumbres del Valle Sagrado.

DSC02103Desde que llegamos a Cooperar Perú, teníamos claro que lo mejor que podríamos aportar a los niños y niños de la comunidad de Tankarpata, era la danza: ¡queríamos enseñarles Bollywood! Se nos ocurrió que sería buena idea organizar un festival donde los peques pudieran mostrar lo que habían aprendido y, de paso, poder recaudar fondos para la organización. Queríamos convocar a otros grupos de baile de Cusco que quisieran colaborar y, así, ofrecer una muestra variada. Pero no sabíamos por dónde empezar ni cómo iban a reaccionar los niñ@s. ¿Les gustaría bollywood? ¿Conocerían algo? ¿Querrían bailar en público?

DSC02100Durante un mes, todas las tardes, a las 15 h., subíamos hasta el centro de Cooperar Perú de Tankarpata para hacer actividades con los peques. El primer día que llegamos pensamos que organizar el festival sería imposible: en el centro había unos 20 niños y niñas de entre 3 y 15 años, alborotados, que, como es normal, no hacía ni caso a 4 voluntarias españolas que acababan de llegar y que no sabían ni siquiera qué era un “lapicero” o un “borrador”. Intentamos salir del paso haciendo juegos de nuestra infancia como el Ahorcado o el Juego de la Silla, pero solo conseguíamos tenerles entretenidos durante unos minutos. Ahí nos dimos cuenta de qué duro tiene que ser ser maestro!

IMG_5258Los miércoles los voluntarios y voluntarias nuev@s tienen que preparar una pequeña presentación para darse a conocer a los peques. ¡Nosotras nos presentamos bailando bollywood! Pareció que el baile nos les disgustaba, pero, aun así, hubo pocos niños y niñas que quisieron bailar. Al cabo de unos días, preparamos una proyección de vídeos de bailes de bollywood para contarles la idea del festival. El resultado fue parecido: no les disgustó, pero solo 9 niñas me dijeron que querían bailar.

A pesar de todo, no nos desanimamos porque cada tarde que pasábamos en Tankarpata conocíamos más a los peques y nos sentíamos más a gusto con ellos. Almu enseguida se llevó genial con los más peques: Mila, Araceli, Fabri, Félix… Ani, Aida y yo sudábamos intentando descifrar los problemas de mates de Clemente, David o Mirian 🙂 Otras veces, nos tocaba ayudar con las tareas a Karla, la chica más estudiosa del centro… Andrés y Henry enseguida se te echan a los brazos.

1Comenzamos los ensayos con unas pocas niñas. Yo me encargaría de enseñarles a ellas mientras que Ani era la profe de los niños. Pusimos la música y, poco a poco, se fueron acercando otras, aunque había algunas, como Karla o Lurdes, que me decían que no iban a bailar bajo ningún concepto. Convencer a los niños fue la tarea más dura: Ani tuvo que ponerse un turbante y hacerse pasar por chico para convencer a Clemente y Henry y, a pesar de todo, a veces decían que querían bailar y otras se negaban en rotundo!

DSC02109En la tercera semana, el proyecto estaba encarrilado y los niños y niñas mucho más animados. Conseguimos que el Ayuntamiento nos cediera un espacio y contactamos con Healing House, un espacio de yoga y terapias alternativas, para que nos cediera una sala para poder ensayar. Contactamos con Navita, una chica de la india que tiene un restaurante en Cusco, Maykana, para que ofreciera comida en el festival. Preparamos un baile para voluntarios y otro para todo aquel que quisiera apuntarse a bailar, pusimos carteles por toda la ciudad convocando a la gente… Al final se ofrecieron Silvia, Romina y Len y otros voluntarios de Cooperar Perú, con quienes ensayamos una canción de bhangra! Por otro lado, me llamó Wilco, un músico peruano, que quería participar en el festival tocando algunas canciones. Zarela Polo, una chica de Cusco que baila danza india desde hace 8 años, también se ofreció a bailar una canción. ¡Desde aquí quiero agradecer a todos por su colaboración!

DSC02142Los últimos días antes del festival fueron muy estresantes pero a la vez muy emocionantes. Poco a poco, se fueron sumando niños y niñas para bailar y ¡al final eran más de 25! Incluso se animaron Karla y Lurdes! Preparar el vestuario, complementos, posiciones, etc. fue una tarea ardua pero con la ayuda de tod@s los voluntari@s lo logramos. Hicimos una segunda proyección de vídeos de Bollywood y ahí descubrimos que no era una danza tan desconocida para esos niños y niñas. Andrés, por ejemplo, era muy fan Shahrukh y había visto muchas de sus películas! La mayoría de niñas me decía que tenía un CD con la canción Bole Chudiyan, la conocían como “canción hindú”.

IMG_5339El 7 de julio por fin llegó el día del festival. Nos preocupaba que viniera poca gente, aunque habíamos ido a varias TV y radio, habíamos vendido entradas por la calle, bailado en varios restaurantes y discotecas de la ciudad, etc. Pero poco a poco, la Capilla de San Bernando se llenó y cuando nos dimos cuenta nos quedamos sin sillas. ¡Fue un éxito! Fernando y César presentaron fenomenal e hicieron una presentación crítica sobre cómo viven los vecinos de Tankarpata que casi nos hace llorar. Las chicas de Healing House hicieron una exhibición de yoga y Wilco y su grupo tocó varios temas. Bollywood Revolution también bailamos varias canciones y eso, a más de 3.000 metros de altura, tiene mérito! Acabamos agotadas 🙂 Pero el mejor momento de la tarde fue, sin duda, la actuación de los niños y niñas de Tankarpata. Salieron con una sonrisa de oreja a oreja y lo hicieron genial. Si no me creéis, ahí va el vídeo que lo testifica:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=QKBKBSYN5gA&w=420&h=315]